viernes, noviembre 11, 2005

« Home

¿Por qué Polilla?

Porque fue el primer apodo o sobrenombre en mi vida como periodista.

Tenía yo 26 años, era redactor de temas políticos en EL DIARIO de La Paz, Bolivia y, según mi jefe de informaciones, Oscar Peña Franco, yo aparecía sólo de noche y si me estrujaban no soltaba ni una gota de sangre.

Con ese apodo me conoció el gremio y con el me encariñe.

Al pasar los años, la vida nocturna cambió y la preocupación actual no es estar sin sangre, sino -al contrario- tratar de no aumentar de peso. Hoy, entonces, quien me conoce no me asocia con ese insecto.

Pero las polillas siguen buscando la luz.

Buscando es un decir. En realidad la luz las atrae por razones biológicas que no vienen al caso.

Polilla y luz, en todo caso, con palabras asociadas.

Luz, a su vez, se liga con conocimiento.

Dudo que Goethe, cuando al expirar gritó: "¡¡más luz!!" estuviera pidiendo que alguien encienda una vela.

Esa "luz" que pedía Goethe es la que nos atrae a algunas polillas.

1 comentarios para ¿Por qué Polilla?

Blogger Andrés Villarroel Acosta:

Hi Dad,

Aquí probando que todo este en orden.

sáb. nov. 12, 01:37:00 a. m. GMT [⇑]  

Publicar un comentario

Crear un vínculo

« Home | Arriba